Estructura del Coaching: El Cambio

El cambio implica una evolución en una dirección. Avanzar hacia algo mejor. El cambio puede darse porque no nos gusta lo que tenemos en este momento o porque nos sentimos atraídos hacia otra cosa.

En el Coaching, los clientes pueden buscar un cambio por si mismos o puede ocurrir que se vean forzados al cambio por diversas circunstancias de la vida.

Independientemente de la forma en que un cliente llega a un proceso de cambio es necesario gestionarlo adecuadamente. Los clientes tal vez nos sepan como hacer frente a un proceso de cambio o e posible que lo hayan intentado y hayan fracasado.

Un proceso de cambio es en si mismo un proceso de aprendizaje y por tanto para que el proceso de Coaching tenga éxito tiene que haber un aprendizaje.

Anuncios