La Subjetividad

La Programación Neurolingüística ha sido descrita por sus creadores como “El estudio de la estructura de la experiencia subjetiva”.

La subjetividad y objetividad son conceptos que se diferencian claramente en ciencia y filosofía. La objetividad procura ser el estudio de la “realidad”. La subjetividad por el contrario se centra en cómo las personas experimentan y conciben la realidad. Esto asume que mientras que puede haber una realidad absoluta (hecho que merece un debate en si mismo), y el conocerla puede ser beneficioso para el individuo, la mayor parte de las personas no la conocen o no pueden, de hecho, conocerla; solamente saben lo que perciben y se forman una creencia sobre dicha realidad absoluta. Así mientras que la objetividad busca hechos verdaderos, la subjetividad se centra en la realidad percibida y las creencias personales que se forman sobre esa realidad.

Un ejemplo común de esta diferencia son los conflictos entre las personas, cada parte tiene su propia opinión de lo sucedido. Lo que sucedió realmente será la realidad objetiva, lo que cada parte vio, oyó, pensó, sintió, creyó es su percepción de la realidad. La PNL estudia por definición esto último.

Por otro lado la PNL nos dice que la experiencia subjetiva de la realidad está organizada y estructurada en cada individuo, además esta organización varía de unos individuos a otros, así los pensamientos, los sentimientos, las creencias y las opiniones no se guardan al azar, sino que se organizan, se estructuran y se interconectan de una forma particular en cada persona.

Pero PNL va más lejos con este concepto y dice que cualquier estructura de experiencia subjetiva da muestras externas perceptibles. Es decir, cada comportamiento, comunicación verbal o no verbal, es reveladora de como esa persona organiza internamente sus creencias, sentimientos, conocimientos, etc.

Anuncios